Ferrari P4/5 Pininfarina


  • Publicado en Diciembre de 2008, Revista TuneR

Ferrari P4/5 Pininfarina, una belleza única, de un futuro retro

Este ejemplar único, con un precio estimado de mas de 2 millones de dólares, tiene una historia bastante particular. Cuando el multimillonario James Glickenhaus adquirió su Ferrari Enzo, la envió de vuelta al estudio de Pininfarina, exigiendo que la rediseñaran – este importante cliente pidió específicamente que esta maravilla de la ingeniería tuviera un cuerpo inspirado en esas preciosuras que fueron las Ferraris que triunfaron LeMans y Daytona en su época, puntualmente, la 330 P3/4, el auto que le saco la sonrisa de la cara a Ford, que venia dominando con su GT40. Glickenhaus quería retro, mientras que Ken Okuyana, líder del equipo de Pininfarina, quería lo opuesto – y con ambas ideas en la mesa, Jason Castriota imagino esta astronave. 1200 kilos de agresividad pura y sin diluir. Un diseño digno de Meteoro.

Algo a considerar de el modelo original, la P3/4, es que mas allá de sus curvas y look sexy, el auto en si era poco eficiente desde el punto de vista de la aerodinámia, mientras que la P4/5 es todo lo contrario. La gente de Pininfarina le dedico mucho tiempo al diseño y ajustes del mismo en el túnel de viento para lograr que el producto final se viera espectacular tanto estacionado como rompiendo récords en la pista. Con todo esto pudieron afeitarle unos 270kg sobre el peso de la Enzo original, algo realmente increíble. Tampoco nos olvidemos de la impresionante base sobre la que estaban trabajando… la Ferrari definitiva, la Enzo – que con su V12 de 6 litros en posición central desarrollando 660hp, su transmisión semi-automática F1 con levas al volante, sus frenos Brembo de 15 pulgadas, y su diferencial inteligente, nos propulsa de 0 a 100km/h en apenas 3.5 segundos, y sigue empujando hasta sobrepasar los 360km/h.

La forma voluptuosa, ancha, baja y larga de este hypercar es el material primordial del que están hechos los sueños – los autos mas radicales y memorables de la actualidad y de la historia las comparten, ya sean la P3/4 y el Ford GT40 en los 60’s, el Jaguar XJ220 y el McLaren F1 de los 90’s, o los mas actuales, como el Pagani Zonda, el Concept Mazda Furai, y obviamente el nuevo Ford GT.

Un detalle muy sutil pero importante es el siguiente: mas allá de la base de este auto ser una Ferrari, el rediseño del mismo fue de la mano de Pininfarina, consecuentemente, este auto no tendría derecho a llamarse “Ferrari”… peeero, cuando la gente de Pininfarina finalizo el proyecto, este se le presento a Luca di Montezemolo, presidente actual de la empresa del Cavallino Rampante, quien expresó que la P4/5 era merecedora del mítico emblema de Ferrari. Luego de recibir este honor, di Montezemolo, Andrea Pininfarina y James Glickenhaus decidieron el nombre oficial: Ferrari P4/5 Pininfarina. La Bestia de Turín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *