Por qué la prensa automotríz es una basura en Argentina? 2


  • Publicado en Marzo de 2009, Blog Petrosexual

Hace días nomas, empecé a leer uno de los libros de Jeremy Clarkson — se llama simplemente “On Cars“.

Muy entusiasmado, me comí las primeras paginas, y me encontré con un párrafo que me recordó, por vez numero mil, por que es una basura la prensa automotríz en Argentina.

– cito:

“The thing is that if you have a magazine on your coffee table that talks on its front cover about a car that hasn’t been built doing 300mph on the Milton Keynes ring road, visitors to your home will be impressed.

If you leave motoring publications lying around which talk about how seatbelts save lives, those same visitors will drink their coffee quickly and leave.“

… y les traduzco:

“El tema es que si uno tiene una revista en la mesita de café, que menciona en su tapa un auto que no se construyó, que sobrepasa los 480kmh en las calles de Milton Keynes… la gente que te visite va a estar impresionada.

Por otro lado, si dejas publicaciones por ahí que hablen de cómo los cinturones de seguridad salvan vidas… esos mismos visitantes se van a tomar su café bien rápido y se van a ir.“

Eso es lo que yo siento cuando veo programas como… “A Todo Motor“, o leo cualquier publicación de autos acá… peor aun si es el suplemento “Al Volante“. Todo es un aburrimiento dirigido por viejos de traje, hablando sobre cosas totalmente vainilla, insípidas y que no le importan a nadie mas que a la gente que no le gustan los autos.

Que tan bueno son los nuevos airbags, cuantos litros de gas se le pueden poner al nuevo tanque, si los cinturones de seguridad son buenos, cuanta mercadería podes meter en una camionetita de mierda… todas razones validas para suicidarse, convertidas en una forma de vida.

… y todo por mediocres, y peor aun, por chupamedias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Por qué la prensa automotríz es una basura en Argentina?

  • Maximiliano Toledo

    Creo(y habiendo visto y leído muuuuucho de JC), que el problema de «los viejos aburridos de traje» no es que no le gusten los autos. El problema está en que se olvidaron lo que les hacían sentir esos autos, prevaleciendo solo lo racional. Seamos realistas, a quien no le pasó de querer comprarle «eso» al auto(llantas, amortiguadores, un turbo más grande, un escape, etc) y cuando hacías los números no te cerraban ni en pedo, pero igual ibas y se lo comprabas. Te acordás lo que sentiste la primera vez que te subiste a tu auto bajado(probablemente como el orto, pero no importaba)? Lo que es mejor, te acordás la cara de pelotudo que probablemente tenías con una sonrisa dibujada que no te la sacaba nadie? Creo que a los viejos de traje, lo que les hace falta no es ni más ni menos que «apagar» el cerebro un rato y reconectarse con el pendejo caprichoso que tienen adentro que les gustaba algo solo porque les gustaba y no haciendo un análisis de mercado. Veo mucho periodismo «para viejos» y muy poco para «nenes grandes», y lamentablemente eso nos tiende a hacernos viejos también. NO MADUREMOS MÁS! Abrazo grande!

  • Matias

    Me acabo de enterar de pedo que tenes una pagina web y esto es lo primero que encuentro….del 2009. Interesante, pero… hay que ver a quien esta dirigido el segmento «Al Volante» o esa prensa de «viejos de traje» y porque hacen las notas y reportajes que hacen. Gente como nosotros que nos gustan los autos y vemos los autos como algo mas que la suma de sus partes, tendemos a creer que los demás (normies) los ven igual o que les dan tanta importancia como nosotros. Que el auto sea SOLO un medio de transporte, es un concepto que escapa nuestra compresión.
    A estos individuos no le interesa que superautos salen al mercado si total nunca van a ver uno, mucho menos poder comprarlo. No les interesa la historia del fabricante de su auto o del modelo en particular. No le interesa que amortiguador amortigua mejor, que espiral espiralea mejor o tratamiento cerámico dura mas tiempo. No le interesa que su auto de medio palo tenga plásticos de Playmobil ni terminaciones de juguete chino. No le interesa gastar plata, no siente la necesidad de agregarle partes o cosas al auto. Es un medio de transporte. Entonces, que le interesa? Le interesa que tan practico es el auto, cuanto gasta, cuanto cuesta. Si el auto en cuestion es seguro, si trae muchos airbags, si frena solo, si tiene ESP, TCS, ACV, VGA o ABS y si por casualidad hay que razonar mientras lo manejas. Mas recientemente, se preguntan si tiene pantallita. Si es touch, si tiene Android Auto o CarPlay, si recibe Fax y si puede correr el Call of Duty. Lo peor es que esto no se limita solo a los autos baratos donde uno esperaría que los usen asi, sino que hay gente con autos relativamente «caros» que también los tratan asi. Autos que duermen en la calle, que son una mugre afuera y adentro, que tienen uno o dos años pero ya están todos rayados y/o golpeados.
    Entonces, volviendo al tema original, un periodista que tiene que probar o presentar un auto y en lo posible que la gente lea/vea su reseña tiene que enfocarse en lo que la gente que busca ese auto en particular o ese tipo de vehículos le interesaría saber. Por eso todas las reseñas y todas las notas parecen iguales. Y en todas las reseñas siempre oculten algo que no les gusto, ya sean en las terminaciones o en la sensación de los controles, etc. Porque, nuevamente, al que busca ese auto no le interesa. Seguramente a los periodistas y a la audiencia que le gustan los autos les interese mas ver algún auto clásico o algún deportivo. Pero no. Le toca manejar el nuevo Renault Kwid y contarnos que le parece.

    Como que se me fue la mano con mi comentario jajaja. Sobretodo considerando que no digo nada nuevo.